Saltar al contenido

El mejor irrigador bucal Waterpik

El mejor irrigador bucal waterpik

Seguramente tu dentista te habrá dicho muchas veces lo que tienes que hacer para tener una higiene dental óptima. Todos sabemos que para tener una higiene dental diaria que se sea completa debemos cepillar nuestros dientes después de cada comida y usar la seda o hilo dental.

Son muchas las personas que a pesar de saber esto, no usan el hilo dental, ya sea por repulsión o falta de hábito. Para todas estas personas hay una alternativa que les puede ayudar completar su higiene dental diaria: los irrigadores bucales, especialmente los de la marca Waterpik.

Uniendo el cepillado, el irrigador dental y al menos una limpieza dental al año, gozaríamos de una salud dental perfecta.

¿Por qué comprar un irrigador bucal Waterpik?

Waterpik es una reconocida marca de irrigadores dentales y cepillos eléctricos que además de su fiabilidad, optimiza todos sus productos para maximizar la efectividad en el control de la placa bucal bacteriana.

Un estudio realizado en la Universidad de Nebraska comparó la efectividad de un irrigador dental Waterpik frente al uso de la seda dental como complemento del cepillado. El estudio concluyó que “la combinación del cepillado manual con la irrigación es estadísticamente superior en la reducción del sangrado y de la gingivitis con respecto al uso de la seda dental con el cepillo manual”.

Por tanto, el uso del irrigador dental reduce el riesgo de gingivitis y periodontitis. De hecho, el estudio de la universidad de Nebraska concluyo que el irrigador dental waterpik era un 52% más efectivo en la reducción de la inflamación de las encías y hasta un 93% en la reducción de sangrado.

Los 9 mejores irrigadores dentales Waterpik de 2019

A continuación podrás ver los 9 mejores waterpik que puedes encontrar en Amazon. Como verás existen distintos tipos pero sus valoraciones siempre rondan las 4 estrellas:

¿Cuál es el precio de un irrigador bucal Waterpik?

Existe una amplia gama dentro de los irrigadores dentales de la marca Waterpik. La diferencia de precio radica sobre todo en las diferentes potencias y tamaño del recipiente del agua.

Podemos encontrar precios que van desde los poco más de 75€ con irrigadores como el Waterpik WP-660EU hasta el completísimo irrigador Waterpik Complete Care 9.0 que se trata de un cepillo electrico e irrigador dental en un mismo sistema y que tiene un precio de 150€.

Dentro del abanico de irrigadores de Waterpik podemos encontrar modelos que se ajustan a todos los bolsillos, tanto en economía como en funcionalidad.

Beneficios de usar un Irrigador dental

El irrigador es el complemento perfecto en nuestra higiene bucal diaria. Aplicándolo después del cepillado podemos llegar a remover más del 90% de la placa de nuestra boca.

El irrigador lo que hace es emitir un chorro pulsátil de líquido (agua o solución higiénica dental) que elimina la placa bacteriana que se queda en los sitios de difícil acceso y que el cepillado no es capaz de eliminar. Estos son algunos datos interesantes que debes saber:

  • Tras su uso, elimina hasta un 99.9% de biofilm exvivo y un 74 .4% in vivo.
  • Ayuda a eliminar los resto de comidas en lugares profundos como los espacios interdentales y las encías.
  • Reduce el sangrado de las encías en un 93.3%
  • Reduce la inflamación de las encías un 41.2% tras un mes de uso.
  • Mejora la salud de las encías después de 14 días

¿Cómo se usa el irrigador dental?

Antes de saber como se usa, debes conocer las diferentes partes de las que se compone. Son las siguientes:

  • Contenedor: El irrigador bucal, ya sea fijo o portátil, tiene un contenedor que hay que llenar con agua u otro tipo de solución higiénica apta para la boca.
  • El aplicador: que es lo que impulsa el agua y donde se instalan las diferentes cánulas.
  • Las cánulas: es el extremo entra en contacto con los dientes y por donde sale el agua. Existen varios tipos de cánulas, una general que sirve para cualquier caso y otras más específicas para zonas concretas, como son las cánulas para los brakets (que elimina la placa que se queda en el aparato de ortodoncia), otra para los implantes (provistas de cerdas que ayuda a la limpieza en la base de los implantes) y por último otra para la lengua.

¿Cómo usarlo de manera correcta?

  1. Llenar el contenedor con agua o con solución higiénica bucal.
  2. Elegir la presión desde el mando del aplicador. La presión máxima es recomendable para las personas que usan ortodoncia, por otra parte, las personas que sufran de sangrado de encías o sensibilidad deben usar presiones bajas.
  3. Introducir la cánula en la boca con un grado de 90% con respecto a la encía. Hasta que no esté correctamente colocada la cánula en la boca no se debe encender el irrigador.
  4. El tiempo de uso estimado para una buena higiene con irrigador es de 3 minutos.
  5. Una vez terminada la limpieza se debe vaciar el depósito de agua y limpiar la cánula.