Saltar al contenido

Opiniones del Blanqueamiento dental: mitos y verdades.

Son muchas las personas que antes de someterse al un tratamiento para blanquear sus dientes buscan y piden opiniones del blanqueamiento dental. Es por ello que en el post de hoy vamos a tratar las verdades y las mentiras más frecuentes sobre esta técnica.

¿Debilita el diente o gasta mi esmalte?

Esta pregunta sobre el blanqueamiento dental es muy típica. Hay muchas creencias acerca de que el blanqueamiento dental desgasta el diente. Lo que hace esta técnica es romper las moléculas que oscurecen el diente. El oxígeno que libera el blanqueamiento rompe las cadenas de las moléculas que juntas provocan el oscurecimiento, al romper las cadenas de estas moléculas las manchas desaparecen, cambiando el color de la dentadura.

¿Debo hacerlo una vez al año como mínimo?

El paciente que ya sido sometido a un tratamiento de blanqueamiento dental debe asistir, pasado un tiempo, al dentista para que este estime en qué momento debe volver a repetirse el tratamiento. Cada individuo es diferente y por tanto el tiempo para repetir el tratamiento varía de una persona a otra.

Resultado poco duradero

La duración de esta técnica depende mucho de los hábitos alimenticios del paciente. Lógicamente en una persona que consume muchos productos como el café o vino tinto su color volverá a cambiar mucho antes que en otras personas. Las personas que no consumen alimentos que oscurecen el diente les puede durar el blanqueamiento perfectamente de dos a tres años.

La dieta durante el procedimiento

Durante la aplicación de un tratamiento de blanqueamiento no debe consumirse ningún tipo de alimentos o bebidas que puedan oscurecer los dientes, ya que durante el tratamiento los dientes están aún más sensibles y puede oscurecerse con mayor rapidez. Una vez acabado el tratamiento, unas 24 horas después, el paciente ya puede volver a consumir bebidas y alimentos de manera normal teniendo en cuenta unas básicas medidas de higiene dental.

No hay mucho cambio

Que se observe un cambio mayor una vez acabado el tratamiento depende de si el paciente tenía más manchas de tipo extrínseca (en el esmalte) que de manera intrínseca (dentro del diente). Las manchas extrínsecas se quitan con mayor facilidad mientras que las intrínsecas son más difíciles de quitar y dependen de la genética del paciente.

Una persona que por genética tiene un color oscuro la dentadura notará mucho menos el cambio de color después de haberse realizado el tratamiento de blanqueamiento.

Lo ideal es hacer una guía del color inicial antes del tratamiento y el color que queda después de haberse realizado tratamiento, de esta forma podrán observarse mejor los cambios.

Irrita la encía

Esto dependerá del tipo de de técnicas que se realice. En los tratamientos domiciliarios el gel que se aplica a la férula se encuentra durante algún tiempo en contacto con las encías lo que puede llevar a que estás se irriten levemente. Al no tener el control de un especialistas, hay personas que están más horas de las debidas, lo que les provoca un mayor daño.

En los tratamientos realizados en la clínica hay una mayor posibilidad de que se derrite las encías, es por ello que se aplica una resina para que no se produzca mucha irritación.

En cualquier caso se trata de una irritación leve que no es peligrosa y que por tanto no es duradera.

¿Que te ha parecido nuestras opiniones sobre el blanqueamiento dental? ¿Te surge alguna otra pregunta?

También puede interesarte: 

 

Sumario
Fecha
Tema
Verdades y mentiras sobre el Blanqueamiento Dental
valoración
51star1star1star1star1star