guia blanquear los dientes

¿Quieres blanquear tus dientes? Te lo contamos todo.

El blanqueamiento dental es una técnica con fines estéticos, a pesar de que es un tratamiento que se ha posicionado como uno de los más demandados en los últimos años, es un tratamiento que tuvo su auge en los siglos XVI y XVIII, en aquella época los tratamientos consistían en blanquear los dientes por medio de la orina, otros métodos consistían en exponer los dientes a lijas metálicas y luego blanquear los dientes con ácidos nítricos.

A medida que fueron transcurriendo los siglos, los métodos se fueron adaptando a mejores soluciones para el blanqueamiento de los dientes. Alrededor de los años 1930, se utilizó la técnica de blanqueamiento con peróxido de hidrógeno combinado con calor.

Posteriormente, expertos en el área de odontología, desarrollaron métodos para aumentar el proceso para el blanqueo dental, dichos procesos se basaban en intensificar la temperatura del peróxido de hidrógeno y someterlo a una intensa luz, dando como resultado un blanqueamiento más rápido.

A través de los años los pacientes que se habían sometido a ese tipo de tratamiento empezaron a sufrir de daños en la dentadura, por ello, se eliminó dicha técnica y fue sustituido por tratamientos mediante láser, plasma y luces halógenas.

¿Qué es el blanqueamiento dental?

Se trata de una técnica moderna que ha tenido un éxito rotundo en los últimos años, este tratamiento dental es efectuado por la mayoría de los especialistas bucodentales, tiene fines estéticos y también de limpieza dental. Incentiva la seguridad de las personas y la forma en que se emplea es bastante sencilla, rápida e indolora.

Esta técnica es capaz de eliminar las manchas en los dientes que han sido producidas por el consumo de café, tabaco, y sustancias procesadas. El blanqueamiento dental permite que la persona tenga unos dientes blancos y brillantes, a pesar de que el color promedio de los dientes no es blanco del todo, la mayoría de las personas que se someten a este tratamiento optan por un blanqueamiento profundo.

En la primera sesión se pueden ver cambios significativos, no es necesario seguir muchos protocolos para recibir este tipo de tratamiento, es suficiente con conversarlo con el dentista de confianza, este realizará un pequeño estudio de viavilidad para poder empezar el tratamiento.

¿En qué consiste el tratamiento?

Los factores que se encargan de modificar la tonalidad del esmalte pueden ser externos o internos, los factores externos se encargan de modificar el color de los dientes, y los factores internos modifican la textura y la vistosidad de la dentadura.

Básicamente, el tratamiento consiste en la decoloración de los dientes, el tratamiento puede variar dependiendo de cada persona, es decir, el especialista tiene en cuenta la sensibilidad de los dientes del paciente, y que tan blancos quiere el paciente que estén sus dientes, además del tiempo requerido para el tratamiento.

Es fundamental que el paciente tenga en cuenta que el blanqueamiento dental es un proceso que debe realizar estrictamente un odontólogo colegiado, intentar blanquear los dientes desde casa puede tener unos resultados negativos. A pesar de que hay químicos que pueden blanquear los dientes, hacerlo de la forma incorrecta puede traer consecuencias irreversibles, como lo es perder la fuerza en los dientes debido al desgaste y la exposición a químicos no regulados.

No se deben confundir los tratamientos caseros con los tratamientos que se pueden hacer desde casa, los tratamientos desde casa se pueden hacer siempre y cuando sea bajo la supervisión de un especialista.

El odontólogo es el encargado de seleccionar la técnica de blanqueamiento que mejor se adapta a la dentadura del paciente, asimismo se encarga de verificar que los resultados sean positivos.

Por lo general, este tratamiento es indoloro, sin embargo, en algunas personas con mucha sensibilidad pueden sentir molestias. En caso de presentar alguna incomodidad el especialista puede erradicarlo mediante tratamientos a base de pastas dentífricas y colutorios.

Hay que tomar en cuenta que el proceso de blanqueamiento tiene caducidad, con el paso del tiempo los dientes pueden retornar a su color de origen, también pueden mancharse con café o tabaco. Una vez que se ha empezado el tratamiento se deben evitar los posibles incidentes que contribuyen para manchar los dientes, se pueden obtener resultados provechosos durante muchos años si se mantienen los cuidados adecuados.

Tipos de blanqueamiento dental

Blanqueamiento dental en casa.

Este tipo de blanqueamiento se realiza en casa, el primer paso para empezar este tratamiento es recibir por parte del especialista odontólogo unas férulas que se colocan en los dientes, dichas férulas contienen un gel blanqueador. Este gel es el que proporciona el blanqueamiento a los dientes. Las férulas deben usarse 8 horas diarias para obtener resultados significativas, este tratamiento dura aproximadamente 3 semanas, sin embargo, todo va a depender del nivel de manchas de los dientes y el color que el paciente desea obtener.

blanqueamiento dental en casa

Blanqueamiento dental LED.

Este tipo de blanqueamiento se hace por medio de luz led, el especialista coloca esta luz junto con un gel que hace posible el blanqueamiento de los dientes. La duración de este tratamiento puede durar una hora, sus resultados pueden notarse de inmediato, lo normal es que este tratamiento conste de una sesión, sin embargo, hay pacientes que desean dientes muy blancos y pueden asistir en un promedio de 3 sesiones.

blanqueamiento dental en la clínica

Blanqueamiento dental combinado.

Este tipo de blanqueamiento se hace por medio del tratamiento que aplica el especialista en la clínica y es combinado en casa, por lo general este método es usado en personas que poseen una dentadura muy oscura, o que presentan manchas difíciles de erradicar.

Blanqueamiento dental interno.

Este tipo de tratamiento se efectúa cuando los dientes han sido manchados por tratamientos de ortodoncias, como ocurre cuando se usan brackets. Una vez retirados los brackets los dientes quedan manchados por un color amarillento, esto se debe a la pega que se usa para fijar dichos aparatos. El tratamiento de blanqueamiento interno requiere varias sesiones para disipar las manchas de los dientes, en el caso de querer unos dientes blancos, el especialista podría combinar el tratamiento con luz led para acelerar el proceso de blanqueamiento.

Este tipo de blanqueamiento es de los más económicos. Es apto para todos los bolsillos, por lo que siquieres someterte a este tipo de tratamiento no tienes más que buscar por tu zona un odontólogo veríficado (consultar precio del blanqueamiento interno).

Blanqueamiento externo.

El blanqueamiento dental externo es un tipo de blanqueamiento que consiste en la aplicación de peróxido de hidrógeno en la parte superficial de los dientes. Este tipo de tratamiento posee una concentración de peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida determinada, su porcentaje puede variar dependiendo de cada paciente, este tratamiento se acompaña con pastas blanqueadoras hechas de sustancias suaves, en la mayoría de los casos esta sustancia es el bicarbonato de sodio, sus resultados dependerán del cuidado que se les proporcione a los dientes.

¿Cuanto cuesta el blanqueamiento dental? el precio de este tipo de tratamiento varía según en la zona geográfica en la que te encuentres y del tipo de blanqueamiento al que quieras someterte. En la grandes capitales suele ser algo más costoso, pero por regla general el precio suele estar entre los 200 y los 400€.

Principales ventajas frente a otros tratamientos de estética

  1. El tratamiento de blanqueamiento dental es un tratamiento totalmente indoloro, es un tratamiento de estética fácil y económico, recibir un tratamiento para blanquear los dientes es totalmente accesible, además, cualquier odontólogo colegiado puede proceder a realizar un blanqueamiento dental, con los materiales adecuados y garantizados puedes gozar de unos dientes blancos y sanos.
  2. Sus resultados son óptimos y pueden verse en la primera sesión, este es uno de los grandes beneficios de este tratamiento de estética.  Es un proceso que es garantizado, en la primera sesión podrás notar el cambio de la tonalidad del esmalte.
  3. Si se siguen las indicaciones del dentista en el tratamiento no estarás expuesto a ningún riesgo, el blanqueamiento no repercute en la dureza de los dientes.
  4. No es necesario realizarse muchos tratamientos estéticos para verse bien, basta con tener una sonrisa agradable para crear empatía en tu alrededor, además, tener una linda sonrisa nos hace sentirnos más seguros de nosotros mismos, y nos genera bienestar. Mostrar nuestra sonrisa sin sentir pena es sin duda una de las mejores sensaciones que se pueden experimentar en la vida cotidiana.
  5. Es una ténica segura, no requiere intervención quirúrgica y puedes tener confianza en el tratamiento que estas recibiendo, los procesos de blanqueamiento que recibirás están estandarizados por especialistas y han sido sometidos a diversas pruebas para corroborar su funcionalidad.

Efectos negativos que pueden aparecer a causa del blanqueamiento dental

Insistir en tener unos dientes sumamente blancos puede traer consecuencias irreversibles, a pesar de que es común escuchar que el blanqueamiento dental no presenta ningún riesgo, el abusar del uso de este tratamiento puede crear complicaciones.

En algunas ténicas se hace uso del láser y químicos como el peróxido de hidrógeno y carbamida. Abusar de estas sustancias puede afectar considerablemente el diente, deteriorando su raíz y por ende sus terminaciones nerviosas.

Estudios han revelado que personas que se sometieron a blanqueamientos dentales intensos mostraron una intensa sensibilidad en los dientes, algunos casos presentaron pulpitis crónica.

El exceso es el responsable de posibles complicaciones, si se sigue un tratamiento evaluado por un especialista no deben presentarse inconvenientes. Estudios demuestran que la actual población desea unos dientes muy blancos debido a los estereotipos que se han formado en los últimos años.

La publicidad, la moda, los retoques digitales que suponen a personas con dentaduras perfectas han generado una tendencia universal en desear unos dientes uniformes y blancos, a pesar de saber que la naturaleza de los dientes es de una tonalidad amarillenta.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies